Los cupos escolares en Soacha, un problema de nunca acabar

Año tras año la Secretaría de Educación de Soacha intenta apagar el incendio de los cupos escolares con el llamado de auxilio al Ministerio de Educación y la declaratoria de insuficiencia escolar para contratar con colegios privados, pero el problema crece día a día por más que se construyan nuevas estructuras.


nuevo-colegio-Soacha
nuevo-colegio-Soacha

Esta semana el alcalde Eleázar González inspeccionó el avance de las obras del megacolegio en Vida Nueva y el Centro de Desarrollo Infantil (CDI), sector de Hogares Soacha en la comuna 2, espacios que brindarán acceso a la educación pública a más de 1.200 estudiantes entre niños y jóvenes, pero que sólo solucionará una mínima parte del gran déficit de cupos que tiene la ciudad.

El problema se evidencia cada que comienza un nuevo año y el inconformismo siempre es el mismo: “Llevo tres días tratando de encontrar un cupo para mis dos hijos pero es imposible”, dijo en enero pasado Laura Calero, residente en Ciudad Verde.

Según la Secretaría de Educación, en septiembre de 2018 el municipio abrió inscripciones y se recibieron cerca de 12 mil nuevos alumnos, además de los 90 mil que ya venían estudiando en las instituciones educativas públicas y que continúan estudiando este año en el sector oficial.

De esos 12 mil nuevos estudiantes, la Secretaría consiguió cupo para 7.800, pero 4 mil estaban por fuera en enero. A eso se le suma el hecho de que unas 3.600 familias no formalizaron la matrícula a tiempo.

Ante el déficit, la Alcaldía de Soacha solicitó al Ministerio de Educación (MEN) que le permitiera ubicar a los estudiantes sin cupo escolar en instituciones privadas contratadas con recursos del Sistema General de Participaciones.

Sin embargo la Secretaría de Educación empezó a publicar día a día en su página web el número de cupos disponibles en cada colegio, pero muchos padres de familia rechazaron la oferta por la distancia entre el lugar de residencia y la institución educativa, a pesar de existir ruta escolar. “Yo vivo en la comuna dos y me ofrecieron cupo en Ciudadela Sucre, eso es ilógico”, dijo una madre de familia.

En este caso la estrategia del municipio es la ampliación de cobertura y echar mano de los privados que integran el Banco de Oferentes. No obstante seguirá siendo una solución parcial porque la construcción de vivienda en Soacha no para y las familias que llegan al municipio diariamente son numerosas.

Aunque el director del Dane no lo crea, el problema de Soacha es el acelerado crecimiento poblacional, lo que ha dificultado garantizar la cobertura completa por parte de los colegios oficiales. Otro lío es la fórmula con la que se calcula la repartición de recursos de la nación para la ciudad, que está muy por debajo de los demás municipios del país, ya que Soacha es la tercera población que menos plata recibe por estudiante: 1.360.000 pesos anuales.

Pero el verdadero problema es la construcción desmesurada de vivienda que se refleja en la cantidad de familias que llegan al municipio y por ende a pedir cupos escolares para sus hijos. Si bien se están construyendo más megacolegios, un cálculo reciente indica que la ciudad requiere por lo menos 20 infraestructuras más para medianamente ofrecer cupos a la cantidad de niños y niñas que residen en la ciudad.

A hoy, si bien la Secretaría de Educación tiene solucionado parcialmente el problema y aún publica en su página la información sobre cupos disponibles, el municipio sigue en déficit y «el Gobierno Nacional tendrá que poner sus ojos en Soacha, si no quiere que el problema se salga de las manos”, concluyó un padre de familia.

Apoyo: Semana.com

Sobre Periodismo Público 31040 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca